Anfibios de Valsaín
Anfibios
Salamandra
Tritón Jaspeado
Sapo Partero
Sapillo Pintojo
Sapo de Espuelas
Sapo Común
Sapo Corredor
Rana Común
Ranita de S.Anton
Rana Patilarga
Otras Especies
<
dos Un tres
 

Descripción:


Urodelo (anfibio con cola) mediano a grande de hasta 23 cm de longitud. Tiene la cabeza plana y grande, con grandes glándulas paratoideas con poros muy conspicuos, el hocido es ligeramente apuntado y los ojos son prominentes con el iris negro o marrón oscuro. Tiene dos filas de poros en los costados y los miembros son fuertes con cuatro dedos en los anteriores y cinco en los posteriores. Tiene la piel lisa y brillante y el color suele ser negro con manchas amarillas con multitud de diseños (ver subespecies). La parte ventral tiene el mismo patrón pero su piel no es brillante. Existen varias subespecies, siendo necesario hacer un estudio más en profundidad acerca de la(s) presente(s) en los montes de Valsaín ya que algunos ejemplares pudieran ser aparentemente adjudicados a la subespecie almanzoris caracterizada por tener manchas amarillas pequeñas, no tener manchas rojas y ser de tamaño pequeño a mediano y otras (las más), presentan algunas tonalidades rojas en torno a las glándulas parótideas pudiendose adjudicar a la subespecie bejarae.
No existe un acusado dimorfismo sexual (por lo que ambos sexos son difíciles de distinguir), pero los machos presentan la zona cloacal más abultada, un aspecto mas esbelto, mientras que las hembras son más compactas y cuando están grávidas poseen el abdomen muy abultado.

 
  Salamandra común (Salamandra salamandra)  
  Adulto de salamandra salamandra de la subespecie bejarae caracterizada por su mediano a gran tamaño con manchas amarillas en forma de coma y la presencia ocasional de manchas rojizas o vinosas en torno a las glándulas parótidas.  
   
 

El renacuajo es muy cabezón y tiene unas branquias de aspecto plumoso que se hacen más grandes cuanto peor es la calidad del agua y menos oxígeno contiene. Ya en el momento del parto el renacuajo tiene las cuatro extremidades totalmente formadas con dedos. Los renacuajos suelen ser oscuros aunque también los hay pardos claros. Justo antes de la metamorfosis ya pueden presentar algunas manchas amarillas. El tamaño al metamorfosearse puede ir de entre 15 a 28mm.
En algunas poblaciones el periodo larvario puede producirse íntegramente en el interior de la madre (viviparismo), siendo paridos, los pequeños, ya metamorfoseados y por tanto en tierra sin tener que recurrir al agua para su supervivencia.

No hay aún un consenso claro en el número de subespecies de salamandras existentes en la Península Ibérica, aunque estudios moleculares las situarían en 6 todavía existen autores que consideran entre 7 y 10 subespecies de salamandras dependiendo de si se consideran las salamandras almanzoris y longirostris como buenas especies (según la AHE los criterios que elevarían dichas subespecies a especies son criterios obsoletos) y si la subespecie alfredschmiditi es considerada como una subespecie diferente a la bernardezi.

Siguiendo el criterio que contemplaría un mayor número de subespecies tendríamos:

-Salamandra salamandra terrestris: De tamaño mediano a grande, presentan dos franjas amarillas generalemente discontinuas a lo largo de cabeza y dorso, aunque a veces estas manchas están distribuidas de manera más aleatoria. Presente en Pirineos orientales y Cataluña.

-Salamandra salamandra fastuosa: De pequeño tamaño y hocico redondeado, presenta franjas amarillas especialemente en dorso y cabeza. Se distribuye desde el este de la Cordillera Cantábrica hasta el centro de Pirineos. Algunas poblaciones son vivíparas, pariendo sus crías perfectamente desarrolladas en tierra.

-Salamandra salamandra bernardezi: De pequeño tamaño y hocico redondeado, también presenta franjas amarillas a veces incluso gran parte de la coloración es amarilla.Se distribuye por el noreste de Galicia, Asturias y oeste de Cantabria. Muchas de sus poblaciones son vivíparas.

-Salamandra salamandra alfredschmidti: De pequeño tamaño y hocico redondeado, presenta coloraciones bastante homogeneas casi totalmente amarillentas u otras donde el color de fondo es marrón chocolate). Su distribución se limita a un par de valle asturianos.

-Salamandra salamandra gallaica: Muy robusta y grande con el hocico muy puntiagudo. Diseño muy abigarrado de manchas amarillas con presencia de manchas rojizas o de color vino. Está presente en el la mayor parte de Galicia (a excepción del noreste), norte y centro de Portugal y la mayor parte de Extremadura.

-Salamandra salamandra almanzoris: De pequeño a mediano tamaño, con pequeñas y pocas manchas amarillas y sin manchas rojizas. Se ciñe únicamente a las zonas altas de las Sierras de Guadarrama y Gredos.

-Salamandra salamandra bejarae: De tamaño mediano a grande, con manchas amarillas en forma de coma puede presentar algunas manchas rojizas o burdeos en torno a las parótidas aunque generalmente poco destacadas. Se distribuye por buena parte del Sistema Central, Sistema Ibérico y Montes de Toledo.

-Salamandra salamandra crespoi: Se trata de la mayor salamandra de la Península Ibérica, tiene la cabeza pequeña y el morro puntiagudo. Presenta manchas amarillas, rojas, vinosas o pardas de pequeño tamaño y generlamente alargadas y algo curvadas distribuidas especialmente juntas en los flancos. Se distribuye por el sur de Portugal y es una salamandra muy emparentada genéticamente con las subespecie morenica.

-Salamandra salamandra morenica: Se tamaño grande, con hocico puntiagudo, con manchas amarillas y rojizas de diferentes formas y tamaños. Se distribuye por Sierra Morena y Sierras de Cazorla, Segura y Alcaraz.

-Salamandra salamandra longirostris: De tamaño grande y hocico muy puntiagudo, con manchas amarillas (rara vez presenta manchas rojizas) de aspecto cuadrangular y tamaño variable, distribuidas con mayor profusión en los laterales, vientre grisáceo y garganta libre de manchas. Se distribuye unicamente por la Serranía de Ronda (Cádiz y Málaga).

En los Montes de Valsaín podríamos tener las subespecies Salamandra salamandra almanzoris y Salamandra salamandra bejarae. La subespecie almanzoris también ha sido propuesta por algunos autores para ser elevada a la categoría de especie, sin embargo la AHE no considera las evidencias suficientes para llevar a cabo este cambio, puesto que todas estas características, bien pudieran deberse a una adaptación más montana, pues la media y alta montaña constituyen su hábitat natural.

 
  Salamandra común (Salamandra salamandra)  
  Detalle de ejemplar adulto de la subespecie almanzoris caracterizado por su tamaño pequeño a mediano y por la presencia de pequeñas manchas amarillas muy dispersas.  
   
   
 

Biología y ecología:
Aunque su óptimo lo tienen en los bosques norteños caducifolios, en el Sistema Central su hábitat es el de pinares umbrosos, robledales húmedos y prados de montaña con lagunas y turberas. Es prácticamente nocturna, así que pocas veces se deja ver durante el día, sólo en épocas de celo, en días húmedos y nubosos. Suele pasar el día enterrada bajo piedras cerca de los núcleos de agua o enterrada en pequeñas cuevecillas. Se mantiene inactiva cuando hace  mucho viento o la temperatura desciende por debajo de 4 ºC aproximadamente. Para invernar utiliza cuevecillas o se entierra. En Valsaín se la puede ver desde últimos de Febrero hasta primeros de Noviembre. Teniendo sus máximos en primavera y otoño. Las salamandras son muy sedentarias teniendo un espacio vital muy reducido en el que habitualmente sólo se mueven hasta unos 50 m. Sólo durante el parto las hembras pueden desplazarse hasta 250 m para dar a luz y volver posteriormente a su refugio. Tiene un periodo reproductor grande pudiendo presentar uno entre octubre y noviembre y otro a comienzos de la primavera. Durante el acoplamiento el macho pasa por debajo de la hembra levantándola a esta sobre su dorso. Posteriormente estira hacia delante y hacia arroba sus miembros delanteros para asirse a los miembros delanteros de su compañera. A su vez frota su cabeza contra la garganta de la hembra para posteriormente doblarse para terminar enlazados con los miembros posteriores y la cola. Es entonces cuando el macho expulsa un espermatóforo que situa cerca de la zona cloacal de la hembra y esta lo agarra con su cloaca y lo introduce en su interior. Todo el acoplamiento dura entre 2 y 6 minutos.


 
  Salamandra común (Salamandra salamandra)  
  Detalle de ejemplar juvenil de la subespecie bejarae, recien metamorfoseado. Arroyo del Telégrafo.  
   
   
 

La hembra muestra preferencia por los arroyos para depositar los renacuajos, ya que estos, por lo general, deben atravesar por una vida acuática para metamorfosearse. Los partos en Valsaín deben producirse en Abril o Mayo o incluso más tardíamente por lo que hemos podido descubrir, las hembras paren entre 6 y 40 larvas. Es el número de larvas lo que va a determinar el estado de evolución de las mismas. Dependiendo de esto pueden pasar desde 2 semanas, para las larvas más evolucionadas, hasta dos meses o más en el agua hasta que se complete su metamorfosis. Lo normal es que los renacuajos midan entre 25 y 33 mm nada más nacer. En alguna subespecie como la bernadezi (correspondiente a la franja cantábrica), las hembras paren ejemplares ya metamorfoseados llegando a haber canibalismo intrauterino. Los individuos metamorfoseados suelen alcanzar la madurez sexual entre los 2 y 4 años, teniendo por lo general una esperanza de vida de entre 14 y 20 años. Aunque en cautividad está documentado un caso que llegó a los 50 años de vida. La dieta de los adultos es a base de coleópteros, dípteros, formícidos, gasterópodos, miriápodos, lombrices y arácnidos.
Los renacuajos se alimentan de pequeños crustáceos e insectos acuáticos, además de que el canibalismo es frecuente. Las salamandras tienen varios mecanismos de defensa uno activo que consiste en estirar los miembros delanteros y bajar la cabeza enseñando las glándulas. Y otro pasivo consistente en un potente alcaloide que expulsan por los poros de sus glándulas paratoideas y costados, en rarísimas ocasiones a largas distancias de entre 4 y 200 cm, que se denomina salamandrina y es un derivado del colesterol, que puede causar lesiones en las mucosas de los depredadores que intenten consumirlas. Para el hombre este alcaloide es inofensivo salvo que toque las mucosas de las boca u ojos.

 
  Salamandra común (Salamandra salamandra)  
  Detalle de ejemplar adulto de la subespecie bejarae. Observese las pequeñas manchas de color burdeos entre el ojo y las parótidas.  
   
   
 

Además la coloración de la salamandra ya es considerado como un hecho defensivo que alerta a sus depredadores de los posibles efectos de su veneno, es lo que los científicos llaman coloración aposemática. Tienen, no obstante, algunos depredadores como la culebra de collar, excepcionalmente la culebra viperina, el autillo, la lechuza, el ratonero, el cernícalo, la urraca y el turón, nutria, erizo, jabalí y tejón. Las larvas son consumidas por truchas, insectos acuáticos e incluso por otras de su misma especie.

Una curiosidad de las salamandras, en estudio por la comunidad científica, es la capacidad de regeneración de sus miebros, tejidos y órganos amputados. En apenas un par de meses son capaces de regenerar cualquier miembro, debido, principalmente, al sistema inmunológico y a la capacidad de sus fibroblastos de mantener una "memoria genética" capaz de hacer que se desarrolle un nuevo miembro dónde en casi la práctica totalidad de los seres vivos formarían una cicatriz en el mejor de los casos. Quizá en las salamandras esté el futuro de la regeneración de órganos y tejidos por parte de los humanos, algo que, sin duda, daría el Nobel a quien lo consiguiera.

En Peñalara se han dado casos de mortandad producida por la quitridiomicosis, que no tenemos noticias hayan llegado a la provincia de Segovia. La presencia de salmónidos introducidos también pueden acabar con ciertas poblaciones. Aunque parece que la salamandra goza de buena salud en los Montes de Valsaín , que hemos encontrado en varias localizaciones como bajo el Puente de La Cantina, en el arroyo del Telégrafo, en las proximidades del arroyo de Aguas Buenas o incluso en las umbrías del alto de la Fuente del Pájaro.

 
  Salamandra común (Salamandra salamandra)  
  Detalle de ejemplar subadulto de la subespecie bejarae.  
   
   
 

 

 
Inicio | Sobre mi | Firmar libro visitas | Leer libro visitas| Contactar