Anfibios de Valsaín
Anfibios
Salamandra
Tritón Jaspeado
Sapo Partero
Sapillo Pintojo
Sapo de Espuelas
Sapo Común
Sapo Corredor
Rana Común
Ranita de S.Anton
Rana Patilarga
Otras Especies
dos Un tres
 

Descripción:


Sapo mediano de hasta 9 cm para los machos y casi 9,5 para las hembras. Es un sapo fuerte y algo más compacto que el común. La cabeza es ancha y bastante redondeada, no presenta un tímpano visible y los ojos son prominentes con pupila elíptica horizontal e iris verdoso o dorado verdoso con moteado negro. Posee además unas glándulas paratoideas paralelas y muy visibles. Las extremidades anteriores son fuertes, con cuatro dedos y dos tubérculos palmares, mientras que las posteriores son cortas adaptadas a caminar, poseen cinco dedos y dos tubérculos metatarsales (interno y externo).
Color muy variable, aunque el prototípico pudiera ser moteado o reticulado verde sobre fondo más claro blanquecino, grisáceo o blanco-amarillento, con una línea amarillenta, blanquecina o anaranjada que recorre la columna vertebral. También existen pardos, verdes, grises e incluso amarillentos uniformes, sin la línea vertebral. La zona ventral es clara blanquecina o grisácea con manchas pardas o negras.

 
  Sapo corredor (Epidalea calamita)  
   
   
 

Las hembras, aunque por poco presentan mayor tamaño que los machos y estos últimos muestran unas callosidades negras en las manos, un saco vocal desarrollado y su garganta se pone de un tono más o menos violeta cuando están en celo. Además tienen miembros anteriores más lardos con los antebrazos más robustos.

Los renacuajos son muy pequeños (menos de 3 cm en su máximo tamaño) y son parecidísimos a los del sapo común, de los que se diferencian por tener la anchura de la boca inferior a la distancia entre los ojos y por tener, normalmente,  en la garganta una mancha blanquecina. Muchas veces más que los caracteres físicos será el hábitat lo que nos diga ante que especie estamos ya que los sapos comunes pocas veces se reproducen en charcos, cunetas, etc. Poseen el espiráculo a la izquierda y la cresta dorsal empieza muy atrás, a la finalización del cuerpo. El extremo de la cola es redondeado. El color del dorso es marrón oscuro o negro, la membrana caudal no tiene manchas y sí un moteado muy fino.

 
  Sapo corredor (Epidalea calamita)  
   
   
 

Biología y ecología:
Es una especie que ocupa numerosos habitats, ya que lo podemos encontrar desde los campos de labor hasta la alta montaña, aunque sus preferencias son las zonas despejadas con suelo no muy compactadas. Se reproduce en cualquier punto de agua temporal y de escasa profundidad, como prados encharcados, canteras, cunetas , charcos o incluso rodadas de vehículos encharcadas.
Tiene una actividad nocturna, pasando las horas de día oculto bajo piedras p troncos, huras  e incluso excava el mismo refugios de hasta 15 ó 20 cm de profundidad. Inverna, con frecuencia bajo suelos encharcables lo que trae altas tasas de mortalidad durante la estación. Su dominio vital llega, durante el verano,  a ser de hasta 2100 metros cuadrados. La época de apareamientos es bastante larga pudiendo empezar en nuestra sierra a mediados o finales de Marzo extendiéndose hasta más allá de Junio. Durante está época machos y hembras llegan juntos a los puntos de apareamiento, recorriendo distancias de entre 200 y 2600 m en las hembras y hasta 1100 m en los machos. En los puntos de agua  se reúnen primero los machos más grandes y cantores y al final de la temporada son los machos que con cantan. Los machos cantan entre 4 y 6 horas después de anochecer.


 
  Sapo corredor (Epidalea calamita)  
 

El amplexo es axilar y muy normalmente se produce antes de llegar al agua y dura entre 10 y 12 horas, durante este tiempo la hembra pone dos cordones de huevos gelatinosos de varios metros de longitud que pueden contener hasta 11400 huevos siendo lo normal que no pasen de 4000. Los huevos miden entre 1,4 y 2 mm y se cree presentan alguna sustancia tóxica que los hace desagradable para muchos depredadores. Una vez realizada la puesta la hembra abandona inmediatamente la zona, pudiendo quedar el macho algún día más. La eclosión de los huevos se produce a los pocos días (entre 5 y 15) y los renacuajos alcanzan la metamorfosis en un tiempo variable entre 20  y 95 días siendo el menor en las charcas más temporales. Cuando metamorfosean los sapos pueden medir incluso menos de 1 cm y la mayoría ya presentan la linea vertebral y algunas verrugas. No alcanzan la madurez sexual hasta los 2 años de vida y llegan a vivir en libertad hasta 9 años los machos y hasta 13 las hembras (aunque parece normal que no pasen de 5). En cautividad se tienen registros de hasta 20 años.

 
  Sapo corredor (Epidalea calamita)  
   
   
 

Los adultos se alimentan fundamentalmente de coleópteros, formícidos, dípteros, arácnidos, miriápodos y lombrices. Mientras que los renacuajos son fundamentalmente herbívoros y detritívoros, aunque en ocasiones también pueden alimentarse de animales muertos.
Son presa de culebras viperinas y de collar, turones, erizos, nutrias, visones, ratas, lechuzas, cárabos, gaviotas y mochuelos. Los renacuajos son comidos por culebras de collar y viperina, larvas de libélula y adultos y larvas de  escarabajos acuáticos.
Tienen una defensa ante depredadores parecida a la del sapo común inflando el cuerpo, estirando las patas y metiendo la cabeza hacia el suelo, además de que pueden expeler por el dorso y glándulas paratoideas una sustancia blanquecina irritante para las mucosas.

Aunque es una de las especies más comunes y que mejores poblaciones presenta y se le puede encontrar en Valsaín en numerosos puntos desde El Parque hasta Peñacitores, la principal amenaza es la pérdida del espacio de cría así como las sequías prolongadas, pues es una especie que tiene mortandades masivas en su época larvaria debido a la temporalidad de sus puntos de reproducción.

 
  Sapo corredor (Epidalea calamita)  
   
   
 

 

 
Inicio | Sobre mi | Firmar libro visitas | Leer libro visitas| Contactar