Culebra Lisa Europea (Coronella austriaca)
Reptiles Valsaín
Galápago Leproso
Lagartija Noroccidental
Lagartija Roquera
Lagartija Carpetana
Lagartija Colilarga
Lagartija Cenicienta
Eslizón Tridáctilo
Lagarto Ocelado
Lagarto Verdinegro
Culebra de Escalera
Culebra de Collar
Culebra Viperina
Culebra Lisa Meridional
Culebra Lisa Europea
Víbora Hocicuda
Otras especies
dos Un tres
 

Descripción:

Se trata de una culebra de pequeño tamaño que rara vez sobrepasa los 70 cm y los 50 gramos de peso (el ejemplar más grande que hemos encontrado en la Sierra de Guadarrama medía 63 cm en el Puerto de Cotos). Tiene una cabeza poco diferenciada del cuerpo, pequeña y algo aplanada. Posee un hocico prominente algo redondeado.  Los ojos son pequeños de pupila redonda con el iris amarillento, anaranjado u ocre. Posee una escama rostral en forma triangular que se adentra entre las internasales. En la parte superior de la cabeza pueden aparecer dos manchas oscuras paralelas que se extienden por el cuello. Además presenta una línea oscura que partiendo desde los orificios nasales llega hasta el cuello atravesando por la zona inferior del ojo. Esta línea puede presentarse más difusa entre la nariz y el ojo. Las escamas supralabiales suelen ser más claras.
El cuerpo es cilíndrico, no muy grueso, con escamas lisas y brillantes. El dorso es de colores pardos, ocres o grises y sobre el se pueden apreciar manchas más oscuras transversales u oblicuas que van desdibujándose cuanto más viejo sea el ejemplar o más próximo esté este a la muda. También pueden aparecer manchas oscuras más difusas en los costados.
El color del vientre suele ser gris oscuro o negro, a veces con manchas más oscuras y con bordes más blancuzcos. 
Las hembras pueden alcanzar un mayor tamaño (algo más de 70 cm), mientras que los machos rara vez superan los 65 cm. Además estos últimos presentan una cola proporcionalmente más larga. Los juveniles son de colores más oscuros y diseños más contrastados, habiéndose encontrado, en algunos ejemplares, coloraciones rojizas o anaranjadas.
Los recién nacidos miden entre 13 y 18 cm y pesan entre 1,5 y 3 gramos.

 
 

Ejemplar adulto de culebra Lisa Europea (Coronella austriaca)

 
  Ejemplar adulto de culebra Lisa Europea (Coronella austriaca)  
 

Se han descrito dos subespecies, la nominal (austriaca), presente en la mayor parte del territorio y la acutirostris, presente en Galicia, Asturias, Norte de Portugal, Zamora, León y Sierra de La Estrella, caracterizada por su menor tamaño, su hocico más puntiagudo y por presentar un mayor número de escamas en cabeza y cuello.
Existen casos de ejemplares melánicos (completamente negros o casi) en las poblaciones cantábricas.

Es una culebra muy similar a la culebra lisa meridional (Coronella girondica), pero se diferencia de esta porque el ojo está en contacto con la tercera y cuarta escama labial (cuarta y quinta en la c.girondica), porque la escama rostral penetra en forma de cuña entre las escamas internasales (no penetra en C.girondica) y por presentar el vientre de un color oscuro uniforme (ajedrezado o a cuadros separados en C.girondica).

 
   
 

Ejemplar adulto de culebra Lisa Europea (Coronella austriaca) con diseño muy contrastado

 
  Ejemplar adulto de culebra Lisa Europea (Coronella austriaca) con diseño muy contrastado  
 

Biología y ecología:

Se trata de una culebra presente en toda Europa y Asia Menor, a excepción las zonas de mayor latitud de Escandinavia. En la Península Iibérica se encuentra en el tercio norte, bajando a las sierras centrales e ibéricas a través de las cadenas montañosas y estando presente en el sur solamente en las sierras de Cazorla, Sierra Nevada, Alcaraz y Serranía de Ronda.

 
   
 

El hábitat de la  culebra lisa europea (Coronella austriaca) en los Montes de Valsaín suele estar relacionado con zonas de montaña por encima de los 1600 metros, con piornos, enebros y algún pequeño roquedo donde esta especie, eminentemente saurífaga, puede encontrar las lagartijas que constituyen su fuente de alimentación primordial. En la foto piornales en Peña Citores, donde ha sido encontrada la especie.

 
  El hábitat de la culebra lisa europea (Coronella austriaca) en los Montes de Valsaín suele estar relacionado con zonas de montaña por encima de los 1600 metros, con piornos, enebros y algún pequeño roquedo donde esta especie, eminentemente saurífaga, puede encontrar las lagartijas que constituyen su fuente de alimentación primordial. En la foto piornales en Peña Citores, donde ha sido encontrada la especie.  
 

En los Montes de Valsaín es una especie común en su área de distribución, encontrándose habitualmente en zonas montañosas, frescas y algo húmedas por encima de los 1400 metros de altitud llegando incluso a las zonas altas como Peña Citores o Montón de Trigo.

 
   
 

Detalle de un ejemplar adulto de culebra lisa europea (Coronella austriaca)

 
  Detalle de un ejemplar adulto de culebra lisa europea (Coronella austriaca)  
 

En la provincia la hemos encontrado en zonas de Montaña de la sierra de Ayllón y Guadarrama, como el Puerto de La Quesera, Puerto de Navafría (subida al Nevero), puerto de Cotos, Montes de Valsaín, Ortigosa del Monte, Otero de Herreros y El Espinar.

Suele preferir claros de bosques con grandes piedras, bordes de caminos, canchales y pedreras con vegetación dispersa,  zonas de piornal y enebral por encima de la línea de coníferas, muros de piedra de fincas en laderas montanas, roquedos, etc...
No se trata de una especie muy ágil ni rápida aunque a veces puede trepar a los arbustos.

Presenta mayoritariamente una actividad diurna, aunque es frecuente también en los días calurosos que su actividad se limite al atardecer y primeras horas de la noche, manteniéndose entre los arbustos o bajo piedras y raíces durante el día.
 
   
 

Ejemplar adulto de culebra lisa europea (Coronella austriaca) a punto de mudar la piel. Observesé el color algo opaco de la escama del ojo

 
  Ejemplar adulto de culebra lisa europea (Coronella austriaca) a punto de mudar la piel. Observesé el color algo opaco de la escama del ojo  
 

No es una especie que haga grandes desplazamientos pudiéndose mover de media poco más de 10 metros diarios.  Tiene un área de actividad generalmente menor de 700 metros cuadrados. Muda su piel entre 4 y 5 veces al año. En nuestras latitudes suele hibernar entre finales de octubre o noviembre hasta finales de marzo o abril. Para hibernar utiliza con frecuencia los canchales o pedreras, así como tocones, raíces y galerías de micromamíferos. Parece un hecho constatado que los machos abandonan la hibernación antes que las hembras.
En algunos textos se habla de dos periodos reproductivos, aunque parece que el natural es nada más terminada la hibernación entre marzo y mayo. Durante la cópula, que se puede prolongar por periodos de hasta 6 ó 7 horas, el macho sujeta a la hembra mordiéndola en el cuello o en la cabeza. La gestación dura entre 2 meses y medio y siete, teniendo los partos lugar entre finales de agosto y  principios de octubre.

Se trata del único ofidio de la península, junto a las víboras, que es ovovíparo, esto es pare directamente las crías vivas, en vez de realizar una puesta, se cree que como adaptación al cambiante clima de las montañas donde habita.
 
   
 

Ejemplar adulto de culebra lisa europea (Coronella austriaca) en actitud defensiva. No se trata de un ofidio especialmente agresivo aunque suele morder cuando se le sujeta

 
  Ejemplar adulto de culebra lisa europea (Coronella austriaca) en actitud defensiva. No se trata de un ofidio especialmente agresivo aunque suele morder cuando se le sujeta  
 

La hembra puede parir entre 2 y 16 crías (un pequeño porcentaje nace muerto), habiendo correlación entre el tamaño de las hembras, el número de crías paridas y la frecuencia de reproducción, que parece que se limita a cada 2 ó 3 años, siendo menor cuanto mayor es el tamaño y la condición física de la hembra.
Los machos son sexualmente maduros a los 3 años, mientras que las hembras lo son a los 4 con un tamaño de más de 40 cm.
Se trata de una especie fundamentalmente saurófaga, esto es, se alimenta generalmente de lagartijas (noroccidental antes conocida como ibérica), roquera, carpetana), eslizones tridáctilos e ibéricos y pequeños lagartos (ocelado y verdinegro), así como algunos ofidios (en ocasiones come ejemplares de su misma especie así como pequeñas víboras), estando limitado el tamaño de sus presas por el tamaño de la boca debido a la incapacidad de esta culebra de desencajar su mandíbula. También se alimenta de las puestas de estos. Parece que los juveniles y machos son especialmente saurófagos mientras que las hembras mayores pueden incluir en su dieta pequeños micromamíferos, como topillos o musarañas.

 
 

En los Montes de Valsaín podemos encontrar 2 especies de culebras lisas, culebra lisa europea (c. austriaca en la columna de la izquierda) y culebra lisa meridional (c. girondica, en la columna de la derecha). Aunque la altitud a la que la encontramos debiera ser, en la Sierra de Guadarrama, un carácter suficiente para identificar la especie, pues la meridional, apenas sube por encima de los 1500 metros y la europea (no suele bajar de esta altura), en la fotografía se presentan algunos de los caracteres diagnósticos:
Primera fila: 
La culebra lisa europea (c. austriaca), tiene la escama rostral que penetra en forma de cuña entre las internasales y carece de la banda oscura entre los ojos. La culebra lisa meridional (c. girondica), tiene la escama rostral que apenas penetra entre las escamas internasales, además suele presentar una banda oscura, no muy contrastada, que une los ojos a través de las escamas prefrontales. 
Segunda fila: 
En la culebra lisa europea (c. austriaca) el ojo está en contacto con la 3ª y la 4º escamas supralabiales, mientras que en la culebra lisa meridional (c. girondica), el ojo está en contacto con la 4ª y 5ª escamas supralabiales.
Tercera fila: 
La culebra lisa europea (C. austriaca), tiene un diseño ventral uniformemente oscuro con algunas manchas claras, especialmente en los laterales de contornos más difusas, pequeñas y redondeadas pero sin presentar un aspecto ajedrezado, mientras que el diseño ventral de la culebra lisa meridional (C. girondica), presenta manchas oscuras cuadrangulares dispuestas en modo ajedrezado y/o situadas en los bordes y en los individuos jóvenes (como el diseño del ejemplar del montaje con la foto más pequeña), el fondo puede ser oscuro y las manchas cuadrangulares de color crema pero siempre presentando aspecto ajedrezado al contrario que la culebra lista europea (C. austriaca).

 
 

En los Montes de Valsaín podemos encontrar 2 especies de culebras lisas, culebra lisa europea (C. austriaca en la columna de la izquierda) y culebra lisa meridional (C. girondica, en la columna de la derecha). Aunque la altitud a la que la encontramos debiera ser, en la Sierra de Guadarrama, un carácter suficiente para identificar la especie, pues la meridional, apenas sube por encima de los 1500 metros y la europea (no suele bajar de esta altura), en la fotografía se presentan algunos de los caracteres diagnósticos:

Primera fila:

La culebra lisa europea (C. austriaca), tiene la escama rostral que penetra en forma de cuña entre las internasales y carece de la banda oscura entre los ojos. La culebra lisa meridional (C. girondica), tiene la escama rostral que apenas penetra entre las escamas internasales, además suele presentar una banda oscura, no muy contrastada, que une los ojos a través de las escamas prefrontales.

Segunda fila:

En la culebra lisa europea (C. austriaca) el ojo está en contacto con la 3ª y la 4º escamas supralabiales, mientras que en la culebra lisa meridional (C. girondica), el ojo está en contacto con la 4ª y 5ª escamas supralabiales.

Tercera fila:

La culebra lisa europea (C. austriaca), tiene un diseño ventral uniformemente oscuro con algunas manchas claras, especialmente en los laterales de contornos más difusas, pequeñas y redondeadas pero sin presentar un aspecto ajedrezado, mientras que el diseño ventral de la culebra lisa meridional (C. girondica), presenta manchas oscuras cuadrangulares dispuestas en modo ajedrezado y/o situadas en los bordes y en los individuos jóvenes (como el diseño del ejemplar del montaje con la foto más pequeña), el fondo puede ser oscuro y las manchas cuadrangulares de color crema pero siempre presentando aspecto ajedrezado al contrario que la culebra lista europea (C. austriaca).

 
 

Es presa de un buen número de especies, entre las que destacan las águilas culebreras y perdiceras, cigueñas y ratoneros, ofidios como la culebra bastarda, mamíferos como tejones, jabalíes, etc…
Es una especie poco agresiva aunque algo más que su pariente meridional, su principal mecanismo de defensa consiste en aplastar su cabeza contra el suelo y emitir silbidos y lanzando pequeños ataques, llegando a morder si es asida o también soltando el contenido de sus glándulas cloacales.

 
 

Ejemplar juvenil de culebra lisa europea (Coronella austriaca) con coloración algo rojiza

 
  Ejemplar juvenil de culebra lisa europea (Coronella austriaca) con coloración algo rojiza  
 

No parece una especie infrecuente en su área de distribución serrana, quizá por lo poco accesible de las zonas donde vive, aunque, la pérdida del hábitat, los atropellos en carreteras de montaña y el pequeño tamaño de su área de distribución en estas latitudes podría ponerla en algún grado de amenaza con cierta facilidad.

 
   
 

Detalle de coloración ventral de culebra lisa europea (Coronella austriaca). El diseño suele ser gris oscuro o negro, con pequeñas manchas blancas especialmente en el exterior

 
  Detalle de coloración ventral de culebra lisa europea (Coronella austriaca). El diseño suele ser gris oscuro o negro, con pequeñas manchas blancas especialmente en el exterior  
   
Inicio | Sobre mi | Firmar libro visitas| Leer libro visitas | Contactar