Lagarto verdinegro (Lacerta schreiberi)
Reptiles Valsaín
Galápago Leproso
Lagartija Noroccidental
Lagartija Roquera
Lagartija Carpetana
Lagartija Colilarga
Lagartija Cenicienta
Eslizón Tridáctilo
Lagarto Ocelado
Lagarto Verdinegro
Culebra de Escalera
Culebra de Collar
Culebra Viperina
Culebra Lisa Meridional
Culebra Lisa Europea
Víbora Hocicuda
Otras especies
dos Un tres
 

Descripción:

Se trata de un lagarto mediano que puede alcanzar los 13 cm de longitud cabeza-cuerpo y superar incluso los 36 cm de longitud total, ya que posee una cola larga que puede llegar casi hasta el doble de la longitud del cuerpo.Posee una cabeza poderosa y un cuerpo robusto, tiene un collar aserrado muy patente y unas escamas en la garganta con bordes redondeados. Presenta un claro dimorfismo sexual: Los machos son más pequeños que las hembras pero más robustos, son más cabezones, tienen el dorso verde o amarillento con un fino punteado negro y el vientre completamente amarillo, con manchas negras. En el periodo de celo, la garganta de estos adquiere una tonalidad azulada muy bonita, que en muchas ocasiones se extiende por toda la cabeza.
Las hembras, por su parte, son más largas y menos robustas, suelen ser en la Sierra de Guadarrama de una tonalidad verdosa, aunque también las hay pardas, poseen en el dorso una serie de manchas negras que forman dos bandas longitudinales y otras manchas similares, pero algo más pequeñas, en los flancos. Algunas hembras pueden carecer de manchas en el dorso y tener un colorido más cercano al de los machos. Los recién nacidos, miden entre 3 y 3,5 cm de longitud cabeza-cuerpo y entre 6 y 9 cm de longitud total y pesan en torno a 1 gramo. Tiene la cabeza grande y fuerte y el dorso y los costados de color marrón oscuro a negruzco, con gran cantidad de manchas blancas o amarillentas en los costados. La cola es marrón amarillenta, bastante visible.

 
 

Macho adulto de lagarto verdinegro (Lacerta schreiberi). Se trata de un reptil muy ágil capaz de trepar sin dificultad por muros, arbustos e incluso troncos de árboles

 
  Macho adulto de lagarto verdinegro (Lacerta schreiberi). Se trata de un reptil muy ágil capaz de trepar sin dificultad por muros, arbustos e incluso troncos de árboles  
 

Biología y ecología:


El hábitat ideal del lagarto verdinegro en la Sierra de Guadarrama podría ser una zona despejada de melojar, húmeda con cierta insolación, con arbustos densos y abundante hojarasca, circundada por algún muro de piedra y atravesada por algún arroyo.
No obstante la especie puede vivir también en zonas de prados húmedos, zonas de pinares cercanas a fuentes, arroyos o ríos, sotos, lindes de bosques, zonas de degradación de pinares o robledales, siempre que tengan el resguardo de arbustos densos, muros de piedra o pedregales húmedos.

 
   
 

Hábitat característico del lagarto verdinegro (Lacerta schreiberi) en los Montes de Valsaín, en el Puente de La Cantina. Este lagarto requiere zonas de elevada húmedad, por lo que suele encontrarse cerca de cursos de agua, donde permanece perfectamente camuflado entre las sombras de los arbustos, gracias a su espectacular diseño.

 
  Hábitat característico del lagarto verdinegro (Lacerta schreiberi) en los Montes de Valsaín, en el Puente de La Cantina. Este lagarto requiere zonas de elevada húmedad, por lo que suele encontrarse cerca de cursos de agua, donde permanece perfectamente camuflado entre las sombras de los arbustos, gracias a su espectacular diseño.  
 

Los adultos ocupan los espacios más húmedos, asociados siempre a zonas de agua (parece que los requerimientos hídricos son de al menos 800 mm anuales), y los juveniles ocupan más los pastizales menos húmedos con arbustos densos de rosales, majuelos, endrinos, piornos, etc. Aunque en el área estudiada su óptimo se encuentra en los 1200 y 1300 m.s.n.m., pueden llegar a ascender hasta más de los 1800 en las cercanías del Puerto de Cotos.
En los Montes de Valsaín es relativamente común en las Matas de robledal, lo podemos encontrar también en el pinar, asociado a fuentes de agua, como el río Eresma, el arroyo del Telégrafo, Fuentes de la Canaleja, La Casilla, etc...

 
   
 

Detalle de macho adulto de lagarto verdinegro (Lacerta schreiberi). Se trata de una especie endémica de la Península Ibérica

 
  Detalle de macho adulto de lagarto verdinegro (Lacerta schreiberi). Se trata de una especie endémica de la Península Ibérica  
 

La actividad de los lagartos verdinegros se desarrolla en esta zona entre los meses de Marzo a Octubre, los machos son los primeros en aparecer a mediados o finales de Marzo, mientras que las hembras se hacen esperar casi un mes. Por lo que hemos observados son muy proclives a ocupar los mismos territorios año tras año (según la bibliografía tienen espacios vitales de 40 a 420 m2 para los machos y bastante más reducidos para las hembras). El cortejo comprende una serie de seguimientos de cerca del macho a la hembra, estos suelen verse con asiduidad juntos soleándose y el macho la defiende de otros machos. Cuando la hembra intenta escapar, el macho la muerde con violencia en la base de la cola, cuartos traseros o flancos, no siendo raro que produzca alguna herida. Son frecuentes los casos de poligamia o poliandria. Se les puede ver juntos durante más de 20 días y las cópulas suelen tener lugar entre Abril y Junio. Las puestas constan de entre 4 a 24 huevos (14,5 da de media, en el Sistema Central, la bibliografía más moderna).

 
   
 

Macho adulto de lagarto verdinegro (Lacerta schreiberi). En la Sierra de Guadarrama es capaz de ascender hasta los 2000 m.s.n.m.

 
  Macho adulto de lagarto verdinegro (Lacerta schreiberi). En la Sierra de Guadarrama es capaz de ascender hasta los 2000 m.s.n.m.  
 

Los huevos miden de 11,9 a 14 mm de longitud por 8,8 a 9,7 de anchura y son puestos entre mayo y julio, normalmente en prados más soleados, bajo arbustos, raíces, troncos, piedras grandes y galerías de topos. La incubación (recordamos que nadie incuba los huevos pues los adultos se desentienden de la puesta) dura entre 2 y 3 meses (66 a 110 días) dependiendo de las condiciones meteorológicas.
Alcanzan la madurez sexual con 3 años los machos y algo más mayores las hembras (4 ó incluso 5 años). Parece que en las poblaciones se observa un mayor número de hembras que de machos. Se han calculado longevidades en la naturaleza de hasta 8 años.
Los lagartos verdinegros cazan desde el suelo o subidos a los arbustos, pues trepan con suma facilidad incluso por troncos totalmente verticales. Además, y como hemos podido comprobar en la vecina Sierra de Gredos, pueden arrojarse al agua con facilidad e incluso permanecer bajo ella durante algunos minutos. Es común la presencia de garrapatas alrededor de los tímpanos en las axilas, cuello y cabeza.

 
   
 

Hembra adulta de lagarto verdinegro (Lacerta schreiberi). Las hembras de la especie son de mayor tamaño que los mahos aunque no presentan la cabeza ni los miembros tan robustos

 
  Hembra adulta de lagarto verdinegro (Lacerta schreiberi). Las hembras de la especie son de mayor tamaño que los mahos aunque no presentan la cabeza ni los miembros tan robustos  
 

Se alimentan básicamente de insectos y arácnidos que cazan con un pequeño envite a modo de corto sprint. Así, en su dieta se incluyen escarabajos, moscas y mosquitos, saltamontes, arañas y sólo en raras ocasiones está documentada la ingesta de pollos o huevos de pequeños pajarillos y de lagartijas. Su dieta también incluye algunos frutillos (hemos podido certificar que comen moras) a finales de verano.
Sus depredadores son muy abundantes, destacando entre las aves, las rapaces (cernícalos, abejeros, ratoneros, aguiluchos cenizos), también cigüeñas y garzas, entre los reptiles, las culebras lisas europeas y las víboras hocicudas y entre los mamíferos, las ginetas y nutrias.
El lagarto verdinegro tiene, como su pariente el ocelado, una reacción de huida en cuanto presiente el peligro, pero a diferencia de éste, es mucho más confiado, por lo que pasado el "susto" inicial permite acercamientos realmente espectaculares, pues parece que confía bastante en su mimetismo. Si se cogiera, podría llegar a morder, siendo su mordedura menos potente que la del lagarto ocelado, aunque también mantenida, resultando, por lo general, menos dolorosa que raramente produce heridas.

No parece abundante más que en unos pocos enclaves, sus poblaciones parecen dispersas e inconexas por lo que son muy sensibles a la alteración de los hábitats. Se trata de un endemismo ibérico, es decir, sólo se encuentran ejemplares de la especie, en libertad, en la Península Ibérica, por lo que tenemos la obligación de protegerlo.

 
   
 

Pareja de lagartos verdinegros (Lacerta schreiberi). Durante el celo el macho persigue a la hembra y no es raro verles juntos soleándose durante 2 semanas o más

 
  Pareja de lagartos verdinegros (Lacerta schreiberi). Durante el celo el macho persigue a la hembra y no es raro verles juntos soleándose durante 2 semanas o más  
   
Inicio | Sobre mi | Firmar libro visitas| Leer libro visitas | Contactar