Falsa belladona, cucúbalo (Cucubalus baccifer)
Frutos del Bosque
Enebro
Sabina albar
Encina
Melojo
Avellano
Arándano
Manzano silvestre
Mostajo
Mostajo de monte
Serbal cazadores
Majuelo
Endrino
Cerezo
Fresa silvestre
Zarza
Frambueso
Rosal silvestre
Arraclán
Acebo
Tejo
Bonetero
Espino cerval
Hiedra
Aligustre
Dulciamarga
Saúco
Yezgo
Cerecillo
Madreselva
Mundillo
Morrionera
Muérdago
Aro
Peonía
Nueza
Uva de raposa
Sello de salomón
Falsa belladona
dos Un tres
 

Descripción:

La Falsa belladona es una planta pelosa con rizoma rastrero. Tiene tallos de hasta 1,5 m de longitud, finos, rastreros o trepadores. Posee hojas verdes, ovado-acuminadas a lanceoladas, de borde entero o ligeramente sinuado y de entre 2 a 9 cm de longitud por 2 a 4 cm de anchura. Las hojas poseen un corto peciolo.

Las flores poseen un cáliz inflado y acampanado, persistente a la fructificación, los pétalos son espatulados de color blanco-verdoso y bífidos, de 1,5 a 2 cm de longitud. El fruto apoya sobre un carpóforo de 2 a 3 mm de longitud, es carnoso, en forma de baya, de 6 a 8 mm, blanco-amarillo en un principio pasa al azul-negruzco brillante en su madurez. Florece entre abril y octubre.

 
  Falsa belladona, cucúbalo (Cucubalus baccifer)  
   
   
 

Usos del fruto:

Existe poca información acerca de sus frutos pero parece que estos son tóxicos, por lo que no deben ser empleados. Fueron utilizados como astringentes. La planta cocida se ha usado como antipirético (hace bajar la fiebre) y antihemorrágica.

Habita en terrenos húmedos y a menudo sombríos. En setos, huertas, fuentes, etc.. En Valsaín la hemos encontrado en varias localidades, como por ejemplo la Maquina Vieja, o los prados de la Nava del Rey.

 
  Falsa belladona, cucúbalo (Cucubalus baccifer)  
   
   
 

 

 
Inicio | Sobre mi | Firmar libro visitas| Leer libro visitas | Contactar